En determinados lugares, nuestros amados perros deben llevar bozal, para que la gente se quede más tranquila y segura de que el perro no le va a morder.

¿A quien debo dirigirme para pedir que se imponga una ley que nos obligue a todos a ir esposados en el tren? Es que quiero quedarme tranquila, por si alguien me quiere lastimar.

 También me gustaría que llevásemos todos bozal, para evitar que, inesperadamente, alguien me insulte.

Querría solicitar que, a partir de hoy, todos salgamos a la calle con el paraguas abierto, para evitar mojarnos si llueve.

También voy a empezar a medicarme el corazón, los riñones y el hígado, y todos mis órganos, para evitar que me duelan algún día.

Alguien me ha dicho hoy: “Oye, es que estas cosas ocurren!!”
Yo le he respondido: “Si, pero no ha sido mi perro. Ayer, un hombre mató a alquien, debemos ir todos esposados, porqué estas cosas ocurren…”

Podemos elegir vivir en la confianza o seguir gestionando nuestra sociedad desde el miedo, pero si seguimos en la sociedad del miedo, que al menos sea de una forma un poco coherente, y que no paguen la consecuencia los que no se pueden defender.

LO SIENTO, PERDÓNAME, GRACIAS, TE AMO!!!

Mercè Cazes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies